Fichas para perros. ¿Puede un perro comer patatas fritas?

¿Sientes siempre la mirada atenta de tu mascota cuando abres un paquete de patatas fritas? ¡Vea si su perro puede comer patatas fritas con usted!

Cada uno de nosotros es seducido de vez en cuando y nos compramos un paquete de papas fritas. Las rodajas de papa también son un refrigerio que ninguna fiesta en casa o noche de cine con amigos puede prescindir. ¿Puede un perro comer patatas fritas? Sin embargo, ¿no le haría daño comerse un chip que accidentalmente cayó al suelo?

¿De qué están hechos los chips?

Como sugiere el nombre, las patatas fritas se hacen con patatas. Sin embargo, estos no son todos los ingredientes de esta merienda. También contiene una gran cantidad de grasa que se utiliza para freír patatas fritas, mucha sal y diversas especias, según el sabor. Las patatas fritas carecen de nutrientes valiosos. Pero los carbohidratos y las grasas son una verdadera bomba de calorías. ¡Hay más de 500 calorías en 100 g de este bocadillo! Por esta razón, las patatas fritas se consideran perjudiciales para la salud humana: comerlas con demasiada frecuencia conducirá fácilmente a un aumento de peso. También tienen un índice glucémico alto y pueden contener acrilamida de patatas fritas. Este compuesto aumenta el riesgo de aterosclerosis y enfermedades del sistema digestivo. ¿Puede un perro comer patatas fritas?

¿Puede un perro comer patatas fritas?

Una astilla que caiga al suelo no causará ningún daño al perro. ¡Siempre que no esté rociado con especias picantes! Incluso un trozo de un chip picante puede hacer que su perro sienta una sensación de ardor en la boca y babeo. La intoxicación por sal es el riesgo más grave asociado con otros chips. Sus síntomas incluyen diarrea, vómitos, deshidratación y trastornos neurológicos como demencia y convulsiones.

¿Puede un perro comer pizza? ¿Qué pasa con los bordes de la pizza? ¡Comprobación!

¡La pizza con sabor seduce a todos los perros con su aroma! Pero, ¿puede una mascota comer pizza con nosotros? ¿Qué pasa con los bordes de la pizza?

Aunque las patatas fritas y las patatas no son tóxicas para su perro, no se recomienda. Grandes cantidades de grasas, carbohidratos, sabores artificiales y calorías pueden afectar negativamente el peso de su mascota y causar pancreatitis, diarrea y dolor abdominal intenso. Su perro puede reaccionar mal a ciertas especias naturales, como cebollas y pimientos. Por lo tanto, no debes dar patatas fritas para perros y no sucumbir a los ojos suplicantes del cuadrúpedo, que de repente apareció junto al perro al abrir el paquete. Durante una fiesta en casa, también es una buena idea pedirles a los invitados que no los alimenten como mascotas o que preparen galletas para perros saludables para su mascota durante este tiempo.